Sofka Technologies motiva la inclusión de la mujer en el sector TI

Equipo Sofka
26 abril, 2021
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Equidad de género

A través de una cultura basada en la equidad y el espíritu de colaboración, Sofka Technologies promueve la inclusión, lo que permite inspirar a más mujeres que realizan un aporte innovador y creativo, para el desarrollo social y empresarial del país.

Por esta razón, en el siguiente artículo presentamos la experiencia de Isabel Cristina Yepes, cofundadora de Women Who Code Bogotá y Medellín, y Arquitecta de TI en Sofka Technologies; que con su vivencia, ilustra los retos actuales de inclusión para el sector de TI.

Isabel Cristina ha trabajado como voluntaria en diferentes comunidades de mujeres en tecnología y por medio de charlas, donde se brindan conocimientos en temas técnicos y habilidades blandas, Women Who Code, empodera a las mujeres.

Cuenta, que desde su época de universidad se ha inquietado por la diferencia numérica entre la cantidad de hombres y mujeres estudiando carreras de tecnología. Y a medida que ha pasado el tiempo, se ha planteado la pregunta, ¿qué se puede hacer?

Así mismo, afirma que en Sofka Technologies, ha encontrado parte de la respuesta, ya que sus valores corporativos promueven que todas las personas tengan una oportunidad equitativa, con ambientes de trabajo seguros y dinámicos.

“Cambio de chip”

Vale la pena mencionar, que la participación de la mujer en tecnología ha sido incremental durante los últimos años y, aunque al comienzo la proporción era notoriamente masculina; el cambio de mentalidad es un factor que ayudará a posibilitar aún más la inclusión.

Por este motivo, sumar a más mujeres al sector, implica trabajar en varios frentes. Por un lado, romper el paradigma de las alumnas, para que se postulen a carreras de tecnología y por otro, abrir la oportunidad de elección natural y espontánea.

“En un estudio que pude realizar sobre historias de mujeres empresarias, emprendedoras y en carreras tecnológicas, encontré la misma idea, tuvieron la oportunidad de elegir. Contaron con apoyo familiar o de alguna figura de autoridad.

Así, pude concluir que las condiciones de libertad para elegir, son fundamentales en la inclusión”
,

explica Isabel Cristina Yepes.

También, la exposición de las mujeres a la tecnología desde temprana edad, es decir, que puedan conocerla y hasta disfrutarla, es un componente adicional de motivación para que determinen su futuro en el sector TI.

Mujeres poderosas

El ideal sería intervenir desde la educación inicial, con una orientación más neutral y amigable, donde el mensaje de motivación sea más equitativo y con el planteamiento de igualdad. Sin embargo, aún hay que trabajar mucho en reparar todos los sesgos.

Al brindar una oportunidad para todos, más mujeres podrían intervenir en realizar una elección natural de lo que quieren para su futuro y es allí donde el sector TI, tendría una oportunidad de ser opción.


Para no ir muy lejos, hay muchos ejemplos en diferentes momentos de la historia, donde las mujeres han sido muy valiosas para el desarrollo de la tecnología y de la humanidad.

Por ejemplo, el reconocimiento de la primera mujer programadora llamada Augusta Ada King, Condesa de Lovelace. Quien diseñó los primeros algoritmos, que podían correr principalmente en la calculadora de Charles Babbage.

También está Hedy Lamarr, inventora del sistema de comunicaciones “técnica de transmisión en el espectro ensanchado”, que es sobre el cual se basan todas las tecnologías inalámbricas de hoy.

Y un ejemplo más cercano es el de la colombiana Diana Trujillo, ingeniera aeroespacial, que lidera la misión Curiosity para la NASA.

Estos casos y más, inspiran y demuestran que si se generan los espacios, las mujeres pueden abordar escenarios de construcción y aporte importantes para la sociedad y el mundo en general.

Seguir la tarea

Dentro de la experiencia que se realiza en las comunidades de mujeres -dice Yepes- trabajamos para que las mujeres se empoderen en sus decisiones y puedan orientarlas de forma auténtica.

Aunque la cultura aún tiene mucho por mejorar, se plantean diferentes opciones para la reducción de brechas, a partir de la innovación y de los escenarios que se ofrecen a las mujeres, se logra un mayor empoderamiento y participación.

Adicionalmente, se puede coadyuvar por medio de:

La creación de espacios seguros, donde las personas tengan oportunidades de aprender y equivocarse, sin desestimar su capacidad.

Manejo adecuado de los ambientes laborales. Con protección para la mujer en todos los aspectos.

Y, con la motivación necesaria para que las mujeres puedan escoger con libertad y se les presente un abanico de opciones en donde la tecnología, también esté presente.

Finalmente, dos mensajes clave: el primero para las mujeres, que crean que son capaces y que su autoconcepto sea positivo y seguro. Y el segundo, para los hombres, para que con su apoyo continuemos propiciando espacios y ambientes atractivos para el talento femenino. Concluyó Isabel Cristina Yepes.

Más artículos