Un ecosistema de calidad

Equipo Sofka
20 noviembre, 2020
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No basta solo probar el software, se necesitan estrategias integrales de calidad.

Las prácticas ágiles constituyen una cultura corporativa, que involucra trabajo en equipo, colaboración entre desarrolladores y clientes, y adaptación al cambio. En el caso de Sofka, explica Juan Vasco, líder de calidad, “tomamos las mejores prácticas de pruebas de software, las combinamos con prácticas ágiles y con prácticas de DevOps, así creamos un enfoque de calidad basado en las necesidades de los proyectos de desarrollo de software”.

El concepto DevOps, muy en boga en nuestros días, se centra en la comunicación, colaboración e integración entre los desarrolladores de software y los encargados de operaciones y constituye una pieza importante en el engranaje ágil que lleva a producir soluciones en menor tiempo y con menor costo.

En la actualidad, casi cualquier tipo de proyecto de desarrollo de software utiliza DevOps. Es frecuente verlo en el desarrollo de aplicaciones móviles, aplicaciones para servicios en la nube y aplicaciones de relación con los clientes.

Entonces este nuevo enfoque implica una cultura diferente con nuevas formas de trabajar y de organizarse, con controles de calidad confiables, automatizados y continuos. Que apalanquen en el mejor de los casos los despliegues automáticos en producción.

Más artículos